JB Newstream 2 - шаблон joomla Видео

 Primera jornada en ruta. De incertidumbres a la accion.

El Camino es una de esas experiecias que te hacen ver como nos acostumbramos a todo a una velocidad de vertigo.Sali hoy, a las 9 de la mañana, quizas las nueve y media con mas miedo que verguenza y preguntandome si era buena idea y hasta donde llegaria.

Poco a poco, a cada pedalada, el miedo iba siendo reemplazado por las preocupaciones de un viaje, ¿Llegare bien?¿A que hora?¿Donde parare a hacer noche y a que hora? Decisiones que comienzan a llenar la mente de asuntos del dia a dia que necesitan solucion, eclipsando los temores que la incertidumbre acarrea. Lo indefinido se va definiendo y el miedo cede y se esfuma segun las estas decisiones van cubriendo los huecos que ocupaban las incertidumbres.

20131202-fabrica1

La mañana me trajo hasta Aviles bordeando el Monte Areo. Debi llegar sobre las doce y media al albergue. Me sente en la acera de enfrente a meditar sobre el camino: cientos de perros atados en sus fincas que se abalanzaban de forma futil contra las vallas metalicas que las cerraban, charcos que atravese con agua casi hasta los pedales y las primeras personas que me saludaban, como cicloturista primero y segun iba entrando en faena, como a un peregrino despues. Supongo que poco a poco me ire acostumbrando al nombre.

En la puerta, masticando cacahuetes, fue donde decidi que era el dia para llegar a Soto de Luiña. Otros 38km a sumar a los 30 ya recorridos. No se si habria sido factible: A cien metros del albergue, por el camino equivocado, baje a acera y el portabultos de la bici colapso sobre la rueda bloqueandola. El final de la historia fue soltar el portabultos y traer la bici al albergue donde llame al hostelero que vino a abrirme en cuanto acabo de almorzar en su casa. Ducha rapida y a la calle a recorrer todas las tiendas de bici de Aviles (o eso me parecio a mi) sin exito para encontrar la forma de poner un transportin de forma estable a la bici. La cosa quedo en que no habria forma, al menos sobre la marcha. Fijacion casera con mas tornillos que antes y que Dios reparta suerte.  Al final comi un bocata que compre en "El Arbol" antes de que Ruben (Frixu) pasara por aqui, nos tomasemos algo en en centro y se fuera, dejandome via libre para... ir a la cama. No fue un dia extenuante pero poco a poco se va notando el cansancio.

Si tuviera que quedarme con algo del dia seia con el valle detras del Monte Areo, al mas puro estilo de "La Comarca", que atravese con la sorpresa con la que me pillo el paso de incertidumbre a enfocar la mente en solucionar problemas para cumplir un objetivo claro: El Camino.

Add comment


Security code
Refresh