JB Newstream 2 - шаблон joomla Видео

Hemos salido de Gijon sobre las dos de la mañana, llegar en coche a Madrid, algo de metro, y el primer avion sobre las nueve de la mañana.

Para cuando llegamos a Doha ya no sabiamos que hora seria en Madrid. Lo que teniamos claro es que el tiempo entre vuelos es de 20 minutos. A la carrera por los pasillos sin luz natural de la zona de transfer del aeropuerto, corriendo con pasos sin sonido sobre una moqueta entre una masa de gente desorientada en el tiempo y en el espacio como nosotros mismos. Es el recuerdo permanente de cualquier aeropuerto en el que se tiene que cambiar de avion y el tiempo escasea. No es el primer aeropuerto ni el ultimo que se funde en ese memento homogeneo de arcos de seguridad pasados en penumbra a horas inpempestivas de la madrugada, intentado buscar el billete con prisa antes de dejarlo en una bandeja con el pasaporte.

En los veinte minutos que teniamos conseguimos llegar, con ayuda de algun guardia de seguridad con chaqueta y cara de odiar a todo el mundo, a la siguiente area de embarque. No nos dio tiempo de comprar el vuelo interno desde Jakarta a Bali. Peleamos con el sistema de Lion Air como buenamente pudimos, pero parece que la pagina solo te deja pagar con un codigo desde un cajero... de Indonesia. Nos pillaba un poco a desmano en ese momento, pero una de las ventajas de viajar en equipo es que el llevamos el culete bien cubierto. Basto con enviar una foto de nuestros pasaportes al resto del grupo que andaba ya por Bali y desde alli ellos nos lo gestionaron todo. Como dice Ruben una gestion impecable.

Entre bastidores, la realidad es que nos peleamos bastante tiempo con los moviles de gama extra baja que tenemos hasta que desde el finger, con luz de neon escasa, conseguimos hacer una foto no movida de nuestros pasaportes. Todo muy estresante sabiendo que nos quedabamos anclados en Jakarta y que si no haciamos la foto y enviabamos los datos en el finger, despues iba a ser imposible. Segun avanzabamos y veiamos fotos salir borrosas una detras de otra mientras la intensidad del wifi iba bajando al movernos hacia el avion entre choques con el de delante y los empujones de la señora de detras. Para  cuando tuvimos las fotos, no teniamos cobertura y estabamos al fondo del avion. Imposible volver a la zona de cobertura contra corriente en un avion que se esta llenando. Al final un azafato nos abrio hueco cuando todo el mundo acababa de sentarse y conseguimos enviar las fotos desde el finger. Las posibilidades de llegar a Jakarta y tener enlace crecian. Solo dependian de que los chicos tuvieran wifi en Bali y recibieran el mensaje, consiguieran comprar los vuelos y de que nosotros consiguieramos wifi en Jakarta, bajaramos los tickets y no hubiera limite de tiempo para facturar y ademas aceptaran el pantallazo del movili para dejarnos subir. Chupao. Lo dicho, una gestion impecable.

Al final hemos aterrizado en Jakarta y sorpresa, tenemos los e-tickets listos en el correo. Tras dos vuelos, un transfer un poco accidentado, una peli infame de Lobezno, Zootopia -de dibujos- Deathpool y Departures, una japonesa con subtitulos en ingles de lo mas tierno que he visto desde hace tiempo... podemos dar el dia por concluido. Son las tres de la madrugada del dia siguiente al que salimos y las ocho de la mañana en Jakarta.

 

20161005070458

Estacion de metro de Mar de Cristal.Siempre apetece a las seis de la mañana con cinco horas de coche a las espaldas

 

20161005093818

Alla Vamos. Camino a Doha.

 

 

Add comment


Security code
Refresh