JB Newstream 2 - шаблон joomla Видео

El cielo comenzo a iluminarse sobre las seis de la mañana.

2016-10-11
Martes
Isla de Flores.


10:26 Barco. Parquede Komodo.Camino de Ginja.
El cielo comenzo a iluminarse sobre las seis de la mañana. Eva durmio en cubierta y vio el amanecer completo. Yo no quise hacer mucho ruido y subi tarde. Aun asi antes que Richuelo, que fue el tercero en la cubierta superior y el primero en calzoncillos. Igual habria subido en bañador, pero a mi se me olvido el mio y estoy usando el suyo. No se por que es mejor que sea quien vaya en ropa interior por mi olvido. Supongo que por que yo iria bastante incomodo el slips, y es mejor no mejor no aguantarme gruñon. Es mas seguro para todos.
Aunque nos perdieramos los morados y purpuras del alba, llegamos para los naranjas y rojos. Un espectaculo que concluimos desayunando al ritmo del traqueteo del motor bajo el toldo de la cubierta superior, el sitio que hemos nombrado nuestro campamento oficial.

 

20161011044820 Amanece para Eva

 

20161011045640 Amanece para Richi.

 

20161011050249  Amanece Para Ana.

 

20161011050743

 Amanece para Cris.

 

20161011050819

 Y hacia un rato, aqui rompio la mañana para el que corria por el barco camara en mano.

Hay quien piensa que estar todo el dia haciendo fotos no te deja disfrutar del viaje.

Cada persona ve el mundo desde sus ojos. Habra quien no tenga la misma curiosidad que la camara con la que convivo y es natural.

Para mi, entre las islas del parque de Komodo, hoy amanecio cinco veces. Y eso, es un privilegio.

 

La primera parada ha sido la Pink Beach. Un arenal pequeño salpicado de granos rojos y blancos de coral qe le dan el toque rosaceo de donde viene el nombre. Un "highlight" de snorkeling en el que con Cris y Richi fui uno de los triunfadores. Bancos de peces plateados y mas especies de las que puedo recordar en un fondo marino que estaba poco menos que saturado. Vimos hasta una raya y a un pez grande comerse a otro que tampoco era muy pequeño, peces angel... de todo. Ahora vamos con la brisa en la cara hacia Rinca. Bañadores mojados y una temperatura perfecta bajo el techo de lona del barco. Richi y Ruben hablando de politica, el comunismo, Orwelll y algun abuelete desencantado que formo parte de las brigadas internacionales antes de que el tiempo pasara y acabase siendo cuidado por Richi y hablandole de su desencanto con lo que encontro alli y los dos amigos que quedaron cuando el decidio volver y que no tuviero oportunidad de seguirlo. Quedarian alli.

20161011063422  

Camara en mano en el momeento justo.

Ana perdiendo el equilibrio antes de caer al suelo. 

 

20161011063830 

 

20161011064324 

20161011064334 

Pink Beach. No vale la pena buscarlo en el mapa.

Es un nombre informal, el verdadero lo desconocemos.

20161011064412 

20161011064645 

20161011071548 

 20161011071653 

20161011071842

 

 

13:30 Dejando atras Rinja

El trekking por el parque natural de la isla de Rinja siempre va acompañado de guia. El nuestro era una persona agradable al trato y con bastante conocimiento que nos acompaño en nuestro paseo. De los distintos circuitos posibles elegimos uno de los intermedios. Podiamos haber escogido el o los que quisieramos y nuestro guia nos habria llevado. Escogimos el adecuado. Antes de salir, por si acaso, ya vimos lo dragones. La politica del parque es no molestarlos y la de los bichos descansar a la sombra de la cocina del complejo, donde aunque no coman, al menos disfrutan de los olores.

Mas adelante tambien veriamos una hembra vigilando su nido y un lagarto pequeño en un arbol, son tan voraces que se comen incluso a sus crias y los peques se protegen subiendo a ramas a las que los adultos no pueden subir.

Al llegar a una bifurcacion entre la senda larga y la intermedia tuvimos que elegir. Hoy gano la intermedia. Es un paseo corto, pero el sol de justicia y en mi caso la diarrea que me acompaña desde hace tres dias sumaron para no querer alargarlo. Por otra parte, el guia nos aviso de que los dragones estarian ocultos por el sol y las posibilidades de verlos a la hora en que nos moviamos serian bajas. Habriamos podido ver bufalos con toda seguridad. Por la senda larga, nos explicaron, hay un sitio donde van a beber. Aun asi, creo que fue buena eleccion retirarnos a tiempo. La subida que siguio a la bifurcacion me costo mucho mas de lo que deberia y me acorde bastante de mi amiguina la diarrea. Pensamientos raros sobre un golpe de calor me empezaron a rondar. Hay que ser conscientes. No deberia haberme agotado como me agote teniendo en cuenta como estoy fisicamemte y el deporte que hago - la semana pasada nade 2km cada dia-. En esas condiciones, tambien me rondo la idea de que ya no vivo en Sevilla y temperaturas suaves se me hacen mas duras que cuando estaba aclimatado. El calor y el sol del mediodia cayendo a plomo no me parecieron buenos compañeros de viaje.


A la vuelta paramos en la cafeteria, una cabaña elevada, como todas las instalaciones de la isla (esa zona se llama la bahia de los cocodrilos, por si los lagartos carnivoros de un par de metros que suben a los arboles no son suficiente) sin paredes y con gente escondida del calor en filas de mesas de hormigon corridas.

 

20161011085527 

 

El puerto de Rinja. Se llama "Bahia de los cocodrilos". Mal rollo.

 

20161011090231 

El primer lagarto, a la derecha del cartel con camiseta azul.

 

 20161011090356 

20161011091003 

20161011091112 

20161011091155 

20161011091249 

20161011093937

Uno semiescondido. Protegia su nido. 

20161011100353 

20161011100816

 

 

13:42 El Banjo Sunset

El Banjo Sunset es el barco que nos esta llevando por las islas. Ruben dice que es un ship. Yo creo que es un boat. Es un barco de tres camarotes bajo cubierta. Uno individual que no es pequeño y dos dobles de buen tamaño. Tres chicas durmieron holgadamente en el mayor de ellos.

Se entra al barco por la parte de atras, donde hay una mesa de comedor con bancadas a su alrededor y un armario/ alacena/cocina al fondo. A los lados de abren los pasillos que dan al mar a un lado y al barco al otro. Por el de la izquierda, el baño, la cabina del capitan y la bajada al camarote simple y el doble pequeño. A contibuacion una plataforma amplia y elevada cubierta colchones de goaespuma enfundados en tela.
Por el lateral de la derecha tenemos la bajada a la sala de maquinas justo antes de la cabina del capitan, que comunica los dos lados y la bajada al dormitorio grande. Tal como se baja, una puerta a la izquierda comunica con el otro dormitorio. Atravesandolo por encima del colchon , la unica forma posible, desde la parte anterior a la posterior del barco llegamos a la escalera que anteriormente deciamos que desde el otro lateral del barco llevaba a las habitaciones.

Nuestro barco no merece una critica negativa. La tripulacion es encantadora y de trato cercano a pesar de no hablar casi ingles. Nunca les ha faltado una sonrisa. Es una pena que el dueño, el armador que no nos acompaña sea poco menos que gentuza y nos intentara exprimir a mañana antes de salir. Los sentimientos son mezclados. Es la unica mancha en una experiencia como a que estamos viviendo.

 

 

20161011105746

 El almuerzo!

20161011125944

Aqui, dandole duro.

 

23: 03 Bajo Sunset Hostel

Aqui apalabramos el barco con el gangster del patron. A pesar de no tener intencion de volver, las chicas habian visto que habia comida tradicional a buen precio y tenian semiapalabrado otro "deal" para una visita a una cueva que podian cerrar para ocupar el dia siguiente. No debimos quedar satisfechos con esos amagos de que nos tangaran en cada transaccion. Como decia Woody Allen, la comida es mala pero al menos la raciones son grandes.

Despues de una ultima parada del viaje en barco, donde estuvimos viendo alguno bancos de peces bastante llamativos a pesar de lo infame de las gafas de buceo, terminamos el dia con una sesion de saltos desde el barco. La isla donde paramos tenia una bajada bastante pronunciada a los pocos metros de la orilla y el la zona donde quedo el barco era seguro saltar. Richi, que no buceo, considero que mientras nosotros chapoteabamos, lo mas apropiado era subir a la loma que dominaba toda la isla que dominaba mientras nosotros buceabamos. Descalzo, si señor, como Dios. Supongo que para el bajar fue tan ameno como para nosotros verlo desde la lancha rapida mientras lo esperabamos. El camino era una escalera de roca medio deshecha de las que se bajan intentando no apoyar los pies si vas descalzo, fue la risa.  De la sesion de saltos, fuimos a puerto Labuan Bajo. Descargar, ducha en el Bagus Bagus Hotel, donde nos quedamos y bajada hasta aqui a pie de puerto.

 

20161011142845 

 

20161011142846

 

Eso va a picar. 

 

20161011142858 

 

20161011143252-2 

 

20161011143252 

 

20161011143306 

 

20161011143357 

 

20161011143650

 

Asi lo hace un profesional. 

 

20161011144217 

 

20161011144336 

Hasta luego al Bajo Sunset!

 

 

Pagar a la vuelta fue un dilema. El traductor no estaba y terminamos subiendo al Bagus Bagusl hasta que llegara. Al final no llego. Vino otro chaval que chapurreaba ingles y Epang, nuestro encargado de hostel nos aviso y le dejo pasar para que pudieramos darle lo acordado. Lo peculiar es que nos pidio otra vez una cantidad que no era, de mas, lo mas curioso es que realmente no sabia la cifra exacta cuando le dijimos cuanto era lo que habiamos negociado dudo algo antes de asentir. Era la el precio estipulado... pero se le veia contrariado. Despues sonrio y dijo ok... no nos aclaramos.

 

23:30 Bajo Sunset Hotel

Continuamos en este hostel a pie del puerto de Labuan Bajo donde hemos bajado despues de ducharnos y pagar en nuestro Bagus Bagus. Alrededor de una mesa enorme donde cabrian otros tantos, tras cenar con diferente suerte (yo triunfe y los demas no quedaron muy felices) estamos peleando con los moviles y el WIFI. Levamos varios fracasos de planificacion con los vuelos. No nos llegan los dichosos sms de confirmacion de transaccion y cada vez que pasamos el proceso interminable de rellenar los datos de seis personas para conseguir los vuelos acabamos mas frustrados. Dos veces, que pudieron ser mil, los rellene yo y otra Ruben. Casi nada. Parece que la isla de flores nos adora y no nos quiere dejar marchar.

 

23:30 Paradise Bar( retrospectiva)

Tres Bingtang frias en la balconada del Paradise Bar con el cansancio pesando mientras arreglamos el mundo al ritmo de reggae de la orquesta que toca aqui cada dia. A ratos mirando la estrellas y en un instante, tras pasar una barcaza a lo lejos por la bahia, frente a la isla que la cierra delante de nosotros, viendo como las olas de su estela, fluorescentes por las algas, se esparcen como ondas de color amarillo brillante en el agua negra de la noche. Un momento para recordar.

 

Un reflexion. Antes del atardecer con el sol que baja y comienza a tomar el color amarillo algo atenuado que anticipa el ocaso. Bagus Bagus Hostel.

La orquesta del Paradise Bar toca todos los dias. Lo sabemos ahora. No teniamos ni idea el dia que llegamos. Por eso nos choco tanto que nadie mirase para ellos ni aplaudieran entre canciones. Richi, Ruben y las chicas, si. Despues de todas las canciones, como protesta por la falta de respeto a los musicos, aplaudian y silbaban. De hecho animaban como si no hubiese mañana. No nos dabamos cuenta, no era falta de cuidado o respeto, era que estaban en una rutina entre amigos y todo se obviaba.

Tambien, entre los aplausos y silbidos, bailaron al ritmo de cada tema, saltaron y jalearon. El caso es que algunas personas a su alrededor les comenzaron a saludar, a animar, a unirse. Oleadas que iban y venian sobre la pista que parecia que a ratos podia encenderse o podia terminar de apagarse.

Cuando Ruben vino a buscarme al hostel, casi me desperto. Yo habia decidido no ir al bar, me quede en el porche escribiendo y mirando el techo. Subimos de vuelta al bar los dos. Al fin y al cabo era musica en vivo. Yo no estaba durmiendo y vaya, estamos de vacaciones. Cuando llegue, las olas que mecian la pista se quedaban pegadas a los lados y se adentraban a ratos, acercandose a nuestro alrededor. Poco a poco dejaron de escapar de la zona de baile y todo se lleno. Cuando llegaron los instructores e instructoras de buceo a tomar algo ellas se lanzaron de inmediato a la pista. Conocian a todo el mundo, estaban en casa y parece que tenian ganas de algo diferente con la musica de siempre.

Todo estallo de golpe. Sobre medianoche el sitio estaba lleno de gente bailando y el ambiente era el de cualquier bar moda de fin de semana. Ruido, alcohol y humo de tabaco. Una marabunta pasandoselo bien y saltando de un lado a otro al ritmo de la musica. Buen rollo y gente saludandose y saludandonos entre sonrisas y el martilleo de la musica en vivo.

Tuvimos suerte de ignorar que el concierto no era algo excepcional. Era la misma rutina del bar de Flores de lunes a domingo. Al final, por arrastre se convirtio en una fiesta memorable. Nos dimos cuenta al dia siguiente, y al de despues, con la misma musica y los mismos cantantes. Pero daba igual, para entonces la resaca del dia anterior nos habia templado el animo y ya todo el mundo del bar, el staff de rastafaris y muchos colegas suyos de la clientela nos saludaba y chocaba manos cuando nos veian pasar por delante de la puerta, a Richi lo conocian por su nombre. Una velada interesante.

 

Add comment


Security code
Refresh